La talla de San Juan Bautista, nuestro Santo Patrón

A finales del presente año se cumplen 150 años de la consagración de la Santa Iglesia Mayor de San Juan Bautista por el obispo Fray Félix María de Arriete y Llanos. Este obispo, nacido en Cádiz el 4 de abril de 1811 – en pleno asedio por las tropas napoleónicas –, ocupó la dignidad episcopal entre los años 1864 y 1879, aunque debido a problemas de salud solicitaría su renuncia al Papa Pío IX en 1874, que no fue aceptada, abdicando finalmente en febrero de 1879 y muriendo el 29 de diciembre de ese año en Chiclana de la Frontera, donde residía.

El templo ya consagrado experimentaría a partir de esos años un crecimiento y consolidación del patrimonio artístico que llega a nuestros días con importantes donaciones de sucesivos obispos. Destacan algunas reparaciones como la ordenada por el obispo que sucedió a Fr. Félix, D. Jaime Catalá y Alboza (1879 – 1883), quien ordena en 1880 reparar la peana del trono del Santísimo y recomponer el cuadro de San Juan que se encontraba en el ábside.

En 1891 quedó finalizada la capilla de San Pedro (actual de Jesús de Medinaceli) y en 1890 fue donada la nueva imagen titular de San Juan Bautista. Esta imagen fue realizada en torno a 1730 y está atribuida a uno de los más destacados maestros de la escuela genovesa, Francesco Galleano, a cuya producción se relacionan importantes obras conservadas tanto en Cádiz como en Chiclana de la Frontera.

El obispo Vicente Calvo y Valero (1884 – 1898), en cuyo episcopado quedaba restaurada en Cádiz la Orden de Predicadores – o dominicos – en el año 1890, fue quien dona en ese mismo año la imagen San Juan Bautista a la Iglesia Mayor de Chiclana, que hasta entonces se encontraba en el convento gaditano de Santo Domingo, en una capilla que financió el capitán Don Juan de Ochoa Suazo en 1665. El mal estado que presentaba la imagen por entonces hizo que el sacerdote parroquial y arcipreste de Chiclana, D. Francisco Sánchez Marchena, mandase restaurarla al prestigioso escultor-imaginero valenciano Vicente Tena Fuster (1861 – 1946); una importante intervención que no desvirtuó su aspecto general.

En la festividad de San Juan Bautista de 1892, el nuevo titular de la Iglesia Mayor y patrón de la ciudad, quedaba expuesto al culto. Una imagen que vino a sustituir a una antigua y pequeña talla de San Juan Bautista realizada por Roque Balduque para la anterior parroquia mayor en el siglo XVI.

Por Alberto Morales

Fuentes: 

Traslatio Sedis. ArtiSplendore Editorial (2018).

Vox Clamantis. Arte e historia en la Iglesia Mayor de San Juan Bautista. 1814-2014. Excmo. Ayuntamiento de Chiclana de la Frontera y comisión del II Centenario de la Iglesia Mayor (2014).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *