El Pilar de España

Esta es la historia antiquísima de la primera advocación mariana del mundo: Nuestra Señora del Pilar.

Santiago el Mayor, que se encontraba predicando en Hispania, estando en la ciudad romana de Caesaraugusta (la actual Zaragoza), exhausto de predicar sin éxito debido al arraigo del paganismo, la noche del 2 de enero del año 40 se encontraba con algunos de sus discípulos junto al río Ebro cuando vio aparecer a la Santísima Virgen – antes de su gloriosa Asunción- de pie sobre un pilar de jaspe, pidiéndole que se construyese allí un templo “que permanecerá hasta el fin de los tiempos para que la virtud de Dios obre portentos y maravillas por mi intercesión con aquellos que en sus necesidades imploren mi patrocinio“.

La iglesia se erige con rapidez en aquel lugar de la rivera del Ebro. Antes de que se terminase, Santiago ordenó presbítero a uno de sus discípulos para servicio de la misma y, antes de regresar a Judea, la consagró y le dio el título de Santa María del Pilar. Esta es la primera edificación levantada en honor a la Santísima Virgen en toda la cristiandad, un templo que se irá transformando con el transcurrir de los siglos con diversos estilos artísticos.

Muchos historiadores e investigadores aducen que hay una serie de monumentos y testimonios primitivos que demuestran la existencia de la primitiva capilla. Uno de los más antiguos es el sarcófago de Santa Engracia conservado en la ciudad aragonesa desde el siglo IV, cuando la santa fue martirizada. En el sarcófago, en un bajorrelieve está representado el momento del encuentro de la Virgen con el apóstol Santiago en Zaragoza. Asimismo, hacia el años 835 un monje de San Germán de París llamado Almoino, redactó unos escritos en los que habla de la Virgen de Zaragoza.

Pintura Virgen del Pilar de Ramón Beyau

En época de dominio musulmán el templo del Pilar sería respetado, convirtiéndose en punto de unión entre los cristianos hasta la reconquista de Zaragoza en 1118 por Alfonso I el Batallador, tras la que se erige el templo románico sobre la iglesia mozárabe preexistente. En 1293 se promueve la restauración del templo y su conversión en la colegiata gótico-mudéjar de Santa María la Mayor con recursos de una bula de Bonifacio VIII.

La devoción del pueblo por la Virgen del Pilar se halla tan arraigada entre los españoles desde épocas tan remotas que la Santa Sede permitió el establecimiento del Oficio del Pilar.

En cuanto a la imagen, se trata de una escultura de estilo gótico tardío franco-borgoñón que data del siglo XV (1435), atribuida al imaginero de Daroca Juan de la Huerta. Probablemente fue una imagen donada por Dalmacio de Mur con el mecenazgo de la reina Blanca I de Navarrra (esposa de Juan II de Aragón), que tanta devoción tuvo por el Pilar a raíz de la curación de una enfermedad. La imagen iría recibiendo a lo largo de los siglos distintas donaciones por parte de reyes, como Felipe II, quien dona en 1596 los ángeles de plata que sirven de guardia a la Virgen.

En 1718 se inaugura en su totalidad el templo barroco, aunque se mantiene la ubicación de la capilla donde se venera el pilar original de jaspe, que según la tradición pilarista jamás ha cambiado de lugar.

La Virgen del Pilar celebra su festividad el 12 de octubre, coincidiendo con el Día de la Hispanidad, el día del Descubrimiento de América y, además de en Zaragoza, de donde es patrona, en muchas otras partes de España e Hispanoamérica se celebra a la Virgen del Pilar este día. De hecho, ostenta el copatronazgo de la Hispanidad con la Virgen de Guadalupe de Extremadura, que fue coronada como Hispaniarum Regina el 12 de octubre de 1928.

Otras celebraciones en torno a la Virgen del Pilar son el 2 de enero, día de la aparición al Apóstol Santiago; y el 20 de mayo, aniversario de su coronación (que tuvo lugar en 1905).

En los días 2, 12 y 20 de cada mes, en memoria de los días señalados, la Virgen se presenta sin el manto, dejando visible en su totalidad a la columna o pilar.

En la Iglesia Mayor de Chiclana, la Hermandad del Santísimo Cristo del Perdón y María Santísima de la Misericordia tienen como titular letífica a Nuestra Señora del Pilar; una pequeña réplica de la patrona de Zaragoza, de Aragón y la Guardia Civil, que se encuentra en la capilla de la cofradía.

Por Alberto Morales

Fuentes e imágenes:

  • Facebook “Chiclana en fotos”
  • Arciprensa.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: