Santiago Narváez “Lágrimas de San Fernando me parece la mejor formación que ha venido a Chiclana en los últimos años”

En ElSenatus.es queremos apostar por nuestra gente y por nuestros cofrades. Hoy estamos con Santiago Narváez que a pesar de su juventud y pocos años en la música cofrade ya compone sus propias marchas dedicada a nuestros titulares y nuestra Semana Santa.

Perdonista de corazón desde muy niño comienza su andadura musical en la Agrupación Músical Lágrimas de Dolores aprendiendo a tocar la trompeta, en 2015 ingresa en la Agrupación Musical Las Angustias y actualmente es músico de la Agrupación Musical Ntra. Sra. de la Encarnación de San Benito (Sevilla).

A día de hoy cursa sus estudios en Sevilla pero la distancia no le impide seguir de cerca nuestra Semana Santa y por su puesto a su Hermandad del Perdón. Comenzamos nuestra entrevista para conocer un poco más a este jóven y música chiclanero.

Muy buenas Santiago, en primer lugar gracias por gastar tu tiempo en atender nuestras preguntas, ¡comenzamos!

No hay nada que agradecer Jorge, para mí siempre será un placer ayudar en lo que necesitéis

¿Cuándo se inicia en ti esa inquietud musical en el ámbito cofrade?

Desde pequeño siempre me desplazaba en la “Madrugá” a San Fernando, localidad en la cual procesiona la hermandad del Nazareno, y a la que acompaña musicalmente Lágrimas, mi primera formación. Recuerdo que me entusiasmaba escucharlos, y lo sigo haciendo. 

Posteriormente, mi pasión por escucharlos aumentó y me desplazaba hasta donde tocasen, aunque el instante en el cual pensé por primera vez “quiero formar parte de ellos”, fue en la salida del patrón San Juan Bautista en 2014. Nunca imaginé que aprendería a tocar la trompeta porque en el colegio, música era de las asignaturas que menos me interesaba, curiosamente Lágrimas cambio esa percepción en mí.

Dentro del amplio mundo cofrade, ¿es la vertiente de la composición musical en la que más disfruta?

El poder transmitir algo que siento con música es algo que me apasiona. También lo es tocar la trompeta. Pero considero que lo que más me llena es visitar cada martes la ermita de Santa Ana para ver al Cristo del Perdón. Para mí casi todo lo cofrade gira en torno a él. Todos los martes cuando estoy en Sevilla, mis padres van a Santa Ana y siempre me envían al móvil una foto de él.

¿Cómo es el proceso de la creación de una marcha desde que empieza hasta que una banda de música monta y estrena la partitura?

Empieza normalmente con una melodía que me viene a la cabeza y que grabo con el móvil porque claro, tal vez me pilla lejos de mi casa y no puedo transcribirla al ordenador. Una vez ya escrita en el programa, me planteo si continuarla o esperar a que se vuelva a encender la “bombilla”. Generalmente al principio únicamente escribo 10 compases. 

El siguiente paso suele tardar varios días, con un proceso similar, se me ocurre una nueva idea y la escribo en el programa hasta que ya la termino.

 Una vez finalizada, escucho bandas con las que podría encajar el estilo de la obra. Contacto con la banda en cuestión y ya únicamente solo quedaría esperar la opinión de la determinada dirección musical.

Vamos a hablar de tus creaciones… háblanos un poco de tu marcha “Cristo del Perdón”.

La marcha “Cristo del Perdón” apareció para cumplir un sueño que yo tenía de mucho tiempo y que lo veía muy lejano cuando en 2015 doy las primeras “pinceladas” en el mundo de la composición. No tenía ni idea, únicamente conocía lo básico de la música. Decidí analizar marchas para ver cómo se estructuraban, el papel de cada voz, etc.

En octubre del año siguiente, estaba estudiando y se me ocurrió la idea de la que, hoy, es la melodía principal de la obra. 

Como llevaba relativamente poco componiendo, tenía muchas ideas, pero no le encontraba el sentido general a la marcha. Tengo que agradecer al que yo considero mi “maestro” en esto de la composición, Alberto González. Él desde entonces me ha ayudado y, si no fuera por sus consejos, quizá no habría superado ciertos obstáculos.

La obra dedicada al Cristo del Perdón la terminé con 17 años, envié un correo y, para mi sorpresa, tuve la inmensa suerte de que a la agrupación de la Estrella de Granada le gustó. Recuerdo perfectamente cuando me la aceptaron y mi reacción, para mí era impensable que una banda aceptase tocar una marcha de mi autoría.

Se estrenó el 23 de febrero de 2018 en Granada y para mí ha sido el mejor día de mi vida, lo que sentimos mi familia y yo en el momento del estreno fue muy especial, y el trato que nos dio la formación… de verdad, nunca tendré palabras para agradecerlo.

Recientemente cambiaron de dirección musical y la quitaron del repertorio, me encantaría que volviese a sonar, pero eso ya no depende de mí. A pesar de lo que significa para mí esta obra, hay muchos aspectos de la misma que cambiaría. Está claro que el ser humano está en constante evolución, y seguramente las obras que yo haga ahora, en cinco años las haría de otra manera. Es esencial mejorar poco a poco, siempre con los pies en la tierra, tengo muchísimo que mejorar.

Tu última marcha “Añoranza” nos traslada a la nostalgia que tenemos los cofrades cuando éramos más pequeños, coméntanos un poco más sobre esta composición.

Esta obra surge un fin de semana que estaba en Chiclana, subí al cuarto donde tengo los juguetes de cuando era pequeño y con los que montaba procesiones de playmobil por toda la casa. Permanecí un rato viéndolos, me dispuse a leer los textos que escribí hace muchos años y, en conclusión, a recordar momentos de la niñez.

Pensaba en los días en los que una persona de mi familia, mi tía Lola, que para mí era mi segunda madre, venía a mi casa a recogerme para ver al Cristo que procesionaba por las calles de mi barrio, el Cristo del Perdón. 

La calle paralela a mi casa estaba dentro de su itinerario, y yo, antes de ir verlo, jugaba a las procesiones de playmobil con mi primo pequeño. También recordé aquellos domingos de ramos en los que iba con mi abuelo y mi abuela a la misa de palmas de la Iglesia Mayor.

Hay momentos que te tocan la vena sensible. Cogí el teclado musical que tengo y en unas horas tenía casi la marcha entera, eso no me suele pasar (risas).

“Añoranza” se ha estrenado quizá en el momento que más lo necesitaba. Valme adelantó la fecha de estreno dos semanas para estrenarla el día que tocaban en el mismo concierto que Encarnación, mi banda. Ese es un gesto que agradezco y que tendré muy en cuenta. Son muy grandes.

Probablemente el tiempo de confinamiento te haya servido para disponer de tiempo en idear e inspirarte en nuevas creaciones ¿en qué proyectos estás trabajando últimamente?

En los tiempos de confinamiento ha sido muy complicado componer, saber que tanta gente lo estaba pasando mal, tantos fallecimientos, todo eran noticias negativas.

Pero no te puedes venir abajo, hay que seguir siempre, lo malo siempre pasa, tarde o temprano. Ahora que parece que vemos un poco “la luz fuera del túnel”, sí me noto más motivado para componer y he empezado algo en lo que tengo mucha ilusión, aún no puedo contar nada porque no es seguro, pero veremos a ver qué pasa.

Has dedicado una marcha a tu Cristo del Perdón, ¿tienes en mente dedicarle otra a algún titular de alguna Hermandad chiclanera?

Sinceramente me haría ilusión dedicarle una composición a cualquier imagen de la Semana Santa de Chiclana. Cada una es especial de una manera distinta. Quizá el Medinaceli y San Juan Bautista son dos de las imágenes a las que más cariño le tengo de aquí.

Vamos hablar un poco de la música cofrade en nuestra Semana Santa, ¿cómo valora el nivel en cuanto a bandas y repertorios musicales de nuestras Hermandades?

Considero que a los repertorios musicales se le dedica más tiempo, y eso importante. Si hay una cofradía que bajo mi punto de vista cuida el repertorio, sería la Soledad, aunque la hermandad de la Borriquita suele llevar un repertorio muy acorde a la alegría que representa la corporación.

Sobre el nivel de las bandas, creo que este año se había dado un paso importante con la llegada de la banda de cornetas y tambores de los Ángeles de Sevilla para Humildad y Paciencia, o la vuelta de Veracruz de los Palacios a una hermandad chiclanera, en este caso al Perdón. Aun así, considero que Chiclana merece subir un “peldaño” más en ese aspecto. Hay muy buenas bandas de pueblos cercanos que quizá podrían encajar en alguna hermandad chiclanera. Caso de Sagrada Resurreción de Sanlúcar, la Oliva de Vejer, San Juan o Clemencia de Jerez, formaciones con muy buen nivel y que podrían aportar, bajo mi punto de vista, algo distinto a la Semana Santa de Chiclana.

Si tuviese que destacar alguna banda que haya venido a Chiclana en los últimos años… ¿cuál sería?

En esta cuestión no tengo dudas, Lágrimas de San Fernando me parece la mejor formación que ha acompañado a alguna procesión en Chiclana en los últimos años. Tienen calidad y cada vez que vienen ofrecen un nivel impresionante, ojalá tocasen más en la ciudad.

No me olvido del alto nivel que ofreció Veracruz de los Palacios cuando acompañó musicalmente al titular cristífero de la hermandad del Nazareno en su extraordinaria de 2016.

Ampliamos horizontes en la actualidad musical cofrade, ¿cuales son para ti las bandas de mayor nivel en la geografía andaluza?

En cuanto a bandas de cornetas y tambores: Cigarreras, Tres Caídas de Triana y Rosario de Cádiz. Y con respecto a Agrupación Musical: Pasión de Linares y Virgen de los Reyes.

¿Cuánta importancia le darías al estilo musical de una Cofradía a la hora de impregnar el estilo de la misma en la calle?

Le doy bastante importancia, si una hermandad es fúnebre y tiene un acompañamiento alegre, en mi opinión rompería el conjunto. Sin embargo, en una hermandad alegre si podría tener cabida, en algunos momentos, determinada marcha fúnebre. Creo que es importante tener en cuenta al titular que acompañas musicalmente, y el estilo musical que le vendría bien en el transcurso de la salida procesional.

Si tuviese que elegir ¿con qué estilo musical se quedaría?

Me gustan los tres obviamente, pero las bandas de música cuando interpretan marchas fúnebres provocan en mí una sensación difícil de explicar.

Pues eso es todo Santiago, muchas gracias por dedicarnos tu tiempo.

Es un placer, todo lo que sea poder ayudar aquí me tenéis, espero haber estado a la altura, muchísimas gracias y mucha suerte en este bonito proyecto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *